Las ventajas de los préstamos rápidos de hoy en día

¿Estás pensando en pedir mini préstamos rápidos online, pero todavía no lo tienes muy claro? Sin más preámbulos, vamos a analizar sus principales ventajas.

¿Por qué deberías apostar por un préstamo rápido?

Respuesta casi inmediata

La respuesta a tu solicitud suele ser inmediata. El proceso de validación de tus datos personales se hace de manera online. Una vez que hayas aportado toda la información requerida, tendrás una respuesta en el momento.

Si tenemos cuenta en las mismas sucursales que nos propone la entidad, podemos tener el dinero en cuestión de segundos. Si no fuera así, será ingresado en un plazo de entre 24 y 48 horas (sin contar días festivos).

Mínima documentación requerida

Los documentos que nos van a pedir son muy fáciles de conseguir; no tendremos que estar perdiendo toda la mañana para solicitar absurdos documentos redundantes. Lo más normal es que nos pidan estos tres documentos:

  • DNI: Introduciremos nuestro número de DNI o documentación equivalente.
  • Certificación de recepción de ingreso mensual: Cómo puede ser una nómina, una ayuda, una prestación, la cuantía del desempleo, etc.
  • Número de cuenta bancaria: El número de cuenta se emplea para verificar la identidad y al mismo tiempo para proceder con el ingreso en el caso de que la solicitud sea favorable.
  • Es posible que haya que entregar documentación adicional; si este fuera el caso, la entidad se pondrá contacto contigo para que no te tengas que preocupar de nada.

Personalización

Los préstamos bancarios vienen establecidos con unas condiciones determinadas. En el caso de que queramos cambiar algo, probablemente no podamos, o bien tendremos que asumir unas comisiones exageradas.

Los préstamos rápidos son personalizables. Cuando entremos en la página de una de las entidades que los ofrecen, lo primero que encontraremos será un práctico simulador que nos permite elegir la cantidad de dinero a solicitar y el plazo en el que nos gustaría devolverlo.

Conforme vayamos “jugando” con estos valores podremos saber la cantidad de dinero que vamos a pagar y la cuota que se nos queda.

Así podremos tenerlo todo más controlado.

Sin explicaciones

Según la situación, es posible que tengamos que indicar el motivo por el que solicitamos el dinero, aunque no es lo habitual. A las empresas de créditos rápidos no les importa demasiado el motivo por el que vamos a solicitar el dinero, sólo quieren asegurarse de que tienen a un cliente solvente que va a cumplir con el trato.

Esto es una ventaja para nosotros, ya que no tendremos que dar explicaciones ante determinadas situaciones incómodas.

Proceso de devolución muy sencillo

Se establece un sistema de devolución mediante cuotas mensuales. Esto nos da bastante flexibilidad para cuando tengamos que elegir el plazo en el que vamos a devolver el dinero, determinado por la cuota mensual. El pago es automatizado, estando domiciliado a la cuenta bancaria.

Eso sí, habrá que evitar generar un impago, ya que los intereses pueden incrementarse de manera exponencial.

Estas son las principales ventajas de los créditos rápidos.