Préstamos que marcaron la historia

Nosotros, en general, tenemos nuestros objetivos a lo largo de la vida cotidiana, los destinos que deben lograrse requieren un impulso lejos de nuestra obligación inmediata.

De vez en cuando, la asistencia que necesitamos tiene que ver con financiar y disminuir esa probabilidad puede significar despedirnos con cariño de lo que necesitamos.

En el caso de que investiguemos nuestro pasado, vemos el trabajo crítico que los créditos han desempeñado en nuestra historia. En definitiva, ¿por qué motivo nos rendiríamos componiendo el nuestro?

Los créditos como enfoque para avanzar

Hay numerosos libros y páginas web que relacionan el avance de la financiación: desde los fenicios y los griegos, hasta los romanos, la distensión que trajo el territorio del catolicismo e incluso la auténtica explosión del mundo financiero en el período de vanguardia.

En cualquier caso, hay tres cruces clave en nuestra historia que son particularmente críticos.

Descubrimiento de América

El logro de Colón, por el tamaño de su objetivo, requería subsidios.

Sin embargo, los consejeros de los Reyes Católicos no vieron nada claro el logro de la intersección.

Así, desanimaron su ayuda a Fernando e Isabel.

Por fin, quien financió la escritura fue Luis de Santángel (autoridad del gobernante), un crédito individual del propio Colón y de la ciudad de Palos, que por cierto dio dos carabelas al esfuerzo.

Familia Rothschild

Hacia el comienzo del siglo XIX, el nombre de esta familia comenzó a sonar inequívocamente en la división financiera, cuyo negocio se extendió por toda Europa hasta que abrumó a las cuentas del mundo durante bastante tiempo.

Su combinación se originó a partir de un crédito por valor de cinco millones de libras que Nathan Rothschild, de Londres, coincidió con el gobierno prusiano en 1820.

Esa es la forma en que comenzaron los mejores negocios de los Rothschild, llegando a ser un destacado entre las familias más dominantes del planeta al hacer avances a numerosas administraciones en todo el mundo.

Además, su dirección adivina un caso razonable del dominio de los judíos en el universo financiero de ese momento.

Una supremacía destacada por una inclinación registrada, y es que, de antemano, tanto la religión musulmana como la cristiana sospechaban de la idea de financiamiento, así que fueron los judíos quienes, sin vínculos religiosos, florecieron por aquí.

Ayuda Argentina

Finalmente, recordamos un crédito sin papeleos muy reciente.

Tal vez no tendrá un papel tan prominente como los anteriores a lo largo de los años.

Sin embargo, hay un hecho que lo coloca entre los préstamos más importantes de la historia: $ 57.000.000.000. Cincuenta y siete mil millones de dólares.

Es la cantidad de dinero que el Fondo Monetario Internacional acordó otorgar a Argentina en octubre de 2018 y cuya cantidad se invertirá en los próximos tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *